viernes, 23 de junio de 2017

COVARRUBIAS - Burgos


Hoy Juan F. Morillo nos lleva a conocer Covarrubia localidad conocida como “La cuna de Castilla”. Su conjunto urbano es uno de los ejemplos mejor conservados de la arquitectura popular castellana, destacando sus casas de entramado.


En el siglo X el conde de Castilla Fernán Gonzalez y su hijo Garcí Fernández convirtieron a Covarrubias, la Villa Rachela, en la capital del Infantado de Castilla y cabeza de uno de los más importantes señoríos monásticos. La localidad de Ura pertenece al municipio de Covarrubias, villa de la que dista 12 Km. 



Entre sus principales monumentos destacan el, la Colegiata de San Cosme y San Damián, la muralla medieval, el rollo jurisdiccional, la casa del Obispo Peña, el palacio de Fernán González y la estatua de la Princesa Cristina de Noruega. La historia de esta princesita es conmovedora.

Torreón de Fernán González

Princesa Cristina de Norruega


Retablo Mayor de la iglesia de San Cosme y San Damián, que tuvo la dignidad de colegiata, término por el que todavía hoy es conocida.

Sepulcros

Empedrado

Iglesia de San Cosme y San Damián

Reloj de Sol

Lavadero

Cerrojo

Mano de Fátima

A continuación Juan nos deja la siguiente información sobre la historia de la princesita:
Debido a las alianzas castellanas y noruegas dentro del Sacro Imperio Romano Germánico, se llevó a cabo el compromiso matrimonial en 1257 de la princesa con el aspirante al Sacro Imperio Romano Germánico, el infante Felipe de Castilla, hermano del rey Alfonso X de Castilla, el Sabio, porque dicho matrimonio era conveniente tanto para Alfonso X como para Haakon IV.
 En el verano de 1257, emprendió el viaje por mar desde cerca de Oslo, hacia Castilla. Después de hacer escala en Inglaterra, y para evitar a los piratas el séquito atravesó Francia, entrando por el Condado de Barcelona en la península Ibérica. La Nochebuena la celebraron en Burgos en compañía de las monjas del monasterio de las Huelgas y prosiguieron hasta Valladolid, en donde esperaba el rey sabio.
Tras el matrimonio en la Colegiata de Santa María de Valladolid el 31 de marzo de 1258, la pareja se estableció en Sevilla, donde ya residía el infante. La distancia que la separaba de su lejano y añorado país, posiblemente hizo que la princesa enfermase de melancolía, muriendo en 1262 en la capital hispalense sin dejar descendencia.
Su marido, que antes de su matrimonio había sido abad de la Colegiata de San Cosme y San Damián de Covarrubias hasta la edad de 21 años y más tarde obispo de Sevilla, hizo enterrar a su esposa en el claustro de la Colegiata de Covarrubias en un sepulcro gótico, de piedra labrada con una arquería de 10 vanos y un friso superior de roleos.
El 18 de septiembre de 2011, a unos tres kilómetros de Covarrubias tuvo lugar la inauguración de la capilla de San Olav, realizada en acero laminado y madera, promovida por la Fundación Princesa Kristina de Noruega constituida en 1992 y la Junta de Castilla León, cumpliéndose así la promesa que le hizo su marido y que quedó sin cumplir por su prematura muerte.


martes, 20 de junio de 2017

SALAS DE LOS INFANTES - Burgos

Esta vez ha sido Juan F. Morillo el que ha estado en Salas de los Infantes 

Y de allí nos ha traído estas fotos que me ha hecho recordar la vez que allí estuve. Ya que también yo anduve por esta misma calle, del barrio de Santa María 


Lugar en el que se encuentra esta iglesia dedicada al culto de la santa del mismo nombre. Si quieres saber más sobre esta localidad de la provincia de Burgos pincha aquí


jueves, 15 de junio de 2017

CALLEJEANDO, CALLEJEANDO POR OSUNA, Sevilla


Hoy si que podemos decir que Juan F. Morillo nos lleva a callejear por Osuna y, de esta población sevillana, me comenta que cuenta con "La Universidad", destacado edificio que en su día fue una magnífica casa palacio del siglo XVI que actualmente sigue siendo utilizado como centro universitario.


También cuenta con la "Torre del Agua Almohade", que alberga el museo arqueológico, con  restos encontrados en la localidad, algunas de las cuales son obras cumbres del arte ibero, como una copia del “toro de Osuna”.


Y que el Casino de la ciudad tiene más de 160 años de vida. La entrada está permitida a los forasteros y es ideal para descansar en sus maravillosos y curiosos salones.


La Plaza de Toros, construida en 1904 queda al norte de la población, donde recientemente se ha rodado la serie televisiva de Juegos de Tronos.


Osuna también cuenta con algunos restos arqueológicos, como el Teatro Romano, que se encuentra al sureste de la ciudad, y en el que aún pueden apreciarse sobre el terreno unas seis o siete filas de gradas del teatro.
Las canteras, terrenos de la Antigua Urso, de donde se sacaba la piedra para las construcciones desde antes de la ocupación romana,
El Coto de las canteras es una especie de gruta que se ha formado al vaciar una loma para la extracción de la piedra interior, hoy se utiliza como auditorio, museo y centro de celebraciones, siendo escenario de la serie Juego de Tronos.
La Necropolis tardo romana, con curiosas cuevas y restos de enterramientos de esa época.


Sus vecinos celebran el Día de San Arcadio Mártir, que es el patrón de Osuna, ese día su imagen sale en procesión haciendo su recorrido por las calles de la localidad.  Es tradicional la elaboración de las llamadas “Gachas de San Arcadio”, un postre típico realizado a base de harina, leche, azúcar y canela.
La Romería de la Virgen de la Consolación, en Abril, a la zona del Calvario, a unos 12 kms de la localidad.

Vale la pena acercarse a ver la Semana Santa , la festividad religiosa más importante de la localidad y una de las más destacadas de Andalucía. Con procesiones todos los días, desde el Domingo de Ramos hasta el Sábado de Gloria.


También celebran "La Feria de Mayo" que comenzó siendo una feria de ganado en 1803 fue declarada en el año 2008 de Interés Turístico Nacional de Andalucía. En el recinto de «El Ejido», 31 casetas acogen a los ursaonenses y a los visitantes a disfrutar del paseo a caballo, exhibiciones de doma y enganches, festejos taurinos o carreras de galgos. En la Caseta Municipal, que es de entrada libre y gratuita, hay actuaciones musicales durante los cuatro días de Feria.


Y, callejeando, callejeando, Juan llegó a esta escuela franquista de la postguerra que hoy ha quedado como un museo 


Escuela Franquista




Detalles de un Zaguán

Detalle de un Zaguán con artesanía de esparto 

Viejo reloj de Sol 

Archivo eclesiástico de Osuna 



Tinajas de la Cilla 

Osuna es una ciudad que a Juan F. Morillo le gusta visitar, y eso es debido a que le tiran sus raíces, ya que allí le es fácil encontrar documentación para su árbol genealógico.


martes, 13 de junio de 2017

OSUNA - Sevilla

Calle de Osuna

Hoy Juan F. Morillo nos adentra por las calles de Osuna, una ciudad antigua y milenaria de la campiña cerca de la Sierra Sur sevillana. Se encuentra en la autovía A-92, a 83 km de Sevilla y a 123 km de Málaga, bien comunicada con ambas ciudades.

De origen pre-romano, seria poblada por romanos y árabes hasta la conquista de Fernado III el Santo, tras la cual en 1464 Osuna entra en la órbita de las posesiones de la casa de Osuna y otras familias nobles que construirían la universidad y numerosos edificios.  Ese legado histórico, artístico y cultural, junto a su riqueza paisajista y natural, son la característica de esta ciudad andaluza.

Ayuntamiento de Osuna del S. XVI. Muy reconstruido interiormente. Destaca el escudo de la Villa Ducal en su fachada.

Un recorrido debe comenzar por la Plaza Mayor, el corazón de la ciudad. En torno a ella gira la vida cotidiana con varios edificios de importancia: El Ayuntamiento, el Casino, la Iglesia del Convento de la Concepción y la actual plaza de abastos, antiguo Convento de San Francisco.

Colegiata 

Juan me comenta que Osuna conserva uno de los conjuntos históricos artístico mejor conservado de España y ha sido recientemente escenario de la serie televisiva Juegos de Tronos.

Como esta iglesia Colegiata de Nuestra Señora de la Asunción, siglo XVI, con magnífico retablo es un imponente conjunto arquitectónico que constituye el mayor atractivo de la ciudad. Acoge el crucificado Cristo de la Misericordia de Juan de Mesa, de mucha devoción en la ciudad que hace estación de penitencia el Miércoles Santo.  Tiene un museo de Arte Sacro, con cuadros de José Ribera el Españoleto



Iglesia de Santo Domingo 

Iglesia de Santo Domingo, céntrica, del siglo XVI, magnífico retablo, sede de las hermandades de Jesús Caído, el Santo Entierro y la Borriquita.

Iglesia de Santo Domingo




Monasterio de la Encarnación 

Monasterio de la Encarnación, mercedarias, con museo del arte sacro y donde destaca el zócalo del claustro.

Cactus

La Cilla del cabildo de Osuna, fue levantada en el año 1773. Hoy convertida en casa parroquial 



Monasterio de la Encarnación 

Monasterio de la Encarnación 

Palacio de los Cepeda 

También destaca el palacio de los Cepeda, del siglo XVIII, y que actualmente alberga los juzgados, de estilo barroco y un casi interminable catálogo de casas y casonas de todo tamaño y estilos. Y la Iglesia de la Merced cuya torre constituye una pieza excepcional en la ciudad monumental. Hecha de piedra y sillar, ágil y hermosamente labrada, hoy desacralizada es escuela de economía.

 Marqués de Gomera

La calle de San Pedro ha sido  reconocida en la Unesco como la segunda calle más bella de Europa. El mejor lugar,  para apreciar la grandeza de las construcciones  promovidas por los Duques. En ella destacan el  Palacio de los Marqueses de la Gomera, grande, espectacular y de imponente fachada barroca de piedra que actualmente es hotel. En la misma calle sobresale la  Cilla del Cabildo, edificio barroco construido en el siglo XVIII que alberga el archivo eclesiástico  de toda la ciudad. 

Marqués de Gomera 

Mercado de Osuna
Es centro de una rica comarca agrícola, donde destacan los olivares, comercializando aceites de calidad de la marca “1881”, empresa SAT Santa Teresa, que es visitable. En su artesanía nombrar a “Arte 2”, taller del arte del cordobán y guadamecí, siguiendo las técnicas heredadas de los árabes.
Destacan su gastronomía con platos, como los cocidos  ursaonés, el de habas y guisantes o el de Taganinas. También el salmorejo, llamado “ardoria” y la repostería de los conventos de monjas.