jueves, 16 de marzo de 2017

SANT CLIMENT DE LLOBREGAT - Barcelona

 Un día, y coincidiendo con el cumpleaños de su nieta, Juan F. Morillo, acudió a Sant Climent de Llobregat. Y, una vez allí, decidió callejear por este municipio de Barcelona, para hacernos este interesante reportaje.


Sant Climent está situado en la comarca del Baix Llobregat, en el Área metropolitana de Barcelona, y rodeado de montañas en un valle surcado por tres rieras.
Es un pueblo milenario ya que la documentación más antigua data del año 970, y entre sus monumentos destaca la iglesia construida en el siglo X, que aunque sometida a diversas reformas conserva el único campanario románico de la comarca,


Sant Climent también cuenta con el Museo de "Eines del Pagès" donde se exponen diferentes herramientas de trabajo tradicionales de un pueblo rural.


Juan me comenta que la mejor época para visitar Sant Climent es la primavera, cuando crece la cereza  en las mal llamadas viñas, (parcelas de tierra reconvertidas cuando la vid fue atacada por la filoxera). Su excepcional calidad da mucho renombre al pueblo, que incluso durante la guerra civil pasó a denominarse “El Cirerer del Llobregat”.


Durante la temporada de su recolección, los domingos por la mañana tiene lugar un mercado en el que se pueden comprar directamente a los propios agricultores así como comparar las diferentes variedades. 


 El primer fin de semana de junio se celebra la exposición de cerezas, una fiesta muy conocida en la que se puede degustar el fruto y todo tipo de recetas con este ingrediente como base.

Escultura Viva

En el 2006 el escultor Lorenzo Quinn, hijo del actor  Anthony Quinn,  hizo un monumento cuyo significado y evolución explica en una placa en cuatro idiomas.


Legado




El escudo del pueblo es un ancla que comparte con las cerezas los símbolos de Sant Climent









No hay comentarios:

Publicar un comentario