martes, 25 de abril de 2017

PLAYAS DE JANDÍA - Fuerteventura


 Hoy, Juan F. Morillo nos lleva a que conozcamos las playas de Jandía en Fuerteventura y de ellas comenta que son las mejores playas de todas las Islas Canarias y, que también  figuran entre las mejores de Europa. A diferencia de las islas más occidentales, aquí la arena negra volcánica da paso a un fino polvo amarillo que evoca el cercano desierto del Sahara.


La playa de Butihondo  tiene casi 3 kilómetros. Su arena es fina y blanca, y por lo general no hay demasiado oleaje. Para llegar a esta playa, debemos tomar el desvío de Butihondo, en la autovía, y tomar alguno de los caminos de tierra que llegan hasta la misma playa, que discurre entre los hoteles.






La zona de Jandía - Morro Jable, uno de los cuatro centros turísticos de Fuerteventura, cuenta con una de las playas más grandes de Fuerteventura: la playa del Matorral, nombre debido a la gran cantidad de vegetación que acoge, todas ellas plantas que toleran el agua salada y que forman uno de los ecosistemas más importantes de toda Canarias. Es una playa segura, con un agua muy limpia y arena blanca y rubia de grano fino.

Faro


La Punta de Jandía, al sur de la isla, es una zona totalmente virgen y excelentemente conservada debido quizá a que no es fácil el llegar a esta zona ya que solamente hay un camino de tierra para acceder. Merece la pena reservar un día de vacaciones para visitar la playa virgen más famosa de todas las Islas Canarias: Cofete, un lugar que impresiona tanto por sus dimensiones, como por la naturaleza salvaje que la rodea.


Además de una increíble playa de más de 12 kilómetros de longitud, podemos disfrutar también del macizo montañoso de Jandía. El camino hacia las montañas es muy sinuoso y el pavimento no es bueno, pero lo compensa el mirador Degollada Agua Oveja, desde donde se tiene una visión general e impresionante de Cofete. A partir de aquí, el camino baja a la aldea de Cofete y requiere cuidado porque es estrecho y  discurre en su primer tramo sobre un acantilado. Darse un largo paseo por esta playa es una de las experiencias mejores que puedes tener en Fuerteventura.
Pero no hay que olvidar que el mar en Cofete es extremadamente peligroso, con fuertes corrientes, por lo que el baño se debe hacer de una manera prudente, incluso en verano y cuando parece que las condiciones del mar son las adecuadas.

viernes, 21 de abril de 2017

PUERTO DEL ROSARIO - Fuerteventura

Cabildo de Fuerteventura

Juan F. Morillo, nos cuenta que Puerto del Rosario es una ciudad comercial con muchos atractivos turísticos, que creció al abrigo de un importante puerto, que cuenta con un pintoresco paseo marítimo.

Ayuntamiento de Puerto del Rosario

La actividad principal del puerto de Puerto del Rosario es el tráfico de mercancías, y también el atraque de cruceros turísticos. En la actualidad su puerto deportivo se está ampliando.




En pleno centro de la capital majorera se encuentra esta iglesia dedicada al culto de la Virgen del Rosario. Es de estilo neoclásico y se comenzó a construir a principio del siglo XIX pero hasta 1931 no se terminó de construir.


Delante de la Casa Museo Unamuno se encuentra esta escultura Monumento a la unidad. Francisco Curbelo (piedra artificial, 1999)




El Cabildo de Fuerteventura aborda una nueva edición de su cátedra sobre Unamuno

El Cabildo de Fuerteventura ya ha abierto el plazo de presentación de trabajos para el Premio Literario de Novela Corta Miguel de Unamuno. Por segundo año consecutivo, la Consejería de Cultura, dirigida por Juan Jiménez ha convocado este concurso en el que los interesados tienen hasta el próximo 30 de junio para entregar sus obras literarias.

Escultura Las Cabras

Delante de su Ayuntamiento se encuentra esta escultura que Emiliano G. Hernández realizó en Bronce en el año 2005 y es en memoria del nombre que antaño tuvo la ciudad y su municipio "Puerto Cabras" 

En puerto del Rosario también se celebra un concurso de murales 


domingo, 16 de abril de 2017

BETANCURIA - Las Palmas


Hoy Juan f. Morillo nos lleva a callejear por el municipio de Betancuria y, nos comenta que está situado en la zona centro-occidental de Fuerteventura y que tiene una superficie de 103,63 Km2. El 91% de la superficie municipal está ocupada por el Parque Rural de Betancuria, espacio protegido por sus valores geomorfológicos y etnográficos.


En general el relieve de esta zona se caracteriza por presentar alturas  de cierta envergadura dentro del contexto insular y por una orografía suave y alomada, como resultado de intensos y dilatados procesos erosivos. Destaca por su envergadura la red de drenaje con grandes barrancos en los que desembocan numerosos cauces secundarios. La población actual asciende aproximadamente a 750 habitantes, que se ocupan en las actividades agrícolas, ganaderas, turísticas y de servicios.


La villa de Santa María de Betancuria fue fundada por los conquistadores normandos  hacia el año 1404, durante el proceso de conquista de la isla de Fuerteventura, que se desarrolló en los primeros años del siglo XV. Betancuria, junto con Rubicón en Lanzarote, fueron  las primeras ciudades fundadas por los europeos en Canarias y Betancuria tomó su nombre del propio conquistador, Jean de Bethencourt.


Su emplazamiento en un valle interior, alejado de la costa y rodeado de montañas se debe a razones militares y estratégicas. Por una parte a su fertilidad la presencia de agua y riqueza vegetal y, por otra, a que esta ubicación ofrecía cierta seguridad y permitía una mejor defensa ante posibles ataques piráticos. Las primeras edificaciones que se levantaron en Betancuria durante el proceso de conquista fueron una torre defensiva denominada Valtarajal y una ermita, en la que el conquistador Jean de Bethencourt colocó en el año 1405 una imagen de la Virgen que había traído de Francia, aunque en la actualidad no se conservan  estas construcciones.


Finalizada la conquista, Betancuria se convirtió en centro rector de la isla y en su territorio comenzó a asentarse una nueva sociedad, conformada por los colonos europeos y parte de la población aborigen  que sobrevivió al proceso de conquista, implantándose una economía basada en las actividades agropecuarias, en la recolección de orchilla y en el comercio. 



 También se radicaron en Betancuria los señores territoriales de la isla, cuya casa-palacio se ubicó en la trasera de la iglesia; las principales autoridades civiles, religiosas y militares; y todas las instituciones y órganos de gobierno insulares. De este modo Betancuria se convirtió en “villa de señorío”, en capital de la isla con jurisdicción sobre todo el territorio insular.

domingo, 9 de abril de 2017

TISCAMANITA Y PUERTO CALERO - Fuerteventura


Juan  F. Morillo, me comenta que en medio del casco antiguo de Tiscamanita se encuentra una interesante vivienda tradicional en cuyo interior se puede conocer la importancia que tuvo durante siglos el gofio como base nutricional de los majoreros. Y qué mejor manera que a través de un recorrido por la historia de los molinos. Aquéllos con los que El Quijote luchó en los terrenos de Castilla y que en Fuerteventura sirvieron para moler grano y dar de comer a toda una Isla. A finales del siglo XVIII irrumpen en el paisaje majorero los molinos de viento: aprovechándose de los vientos alisios echaron sus aspas a rodar hasta que el cambio económico los dejó sin uso en la centuria pasada. Al lado del museo uno de ellos espera la llegada de visitantes a los que atrae con el olor a grano molido. Y no dejes de comprar un poco de gofio: el mejor recuerdo de una estancia en Fuerteventura.


Durante siglos los majoreros encontraron en el gofio el mejor aliado con el que paliar las duras hambrunas. En torno a este alimento se creó toda una cultura que en la actualidad se recuerda en el Centro de Interpretación de los Molinos en Tiscamanita,  en el municipio de Tuineje.

 Puerto Calero

Puerto Calero es un muelle deportivo de la Isla de Lanzarote, el primer puerto deportivo en la isla de Lanzarote que iniciado en 1986 se ha podido consolidar como uno de los puertos deportivos más exclusivos y modernos de toda España.  

La marina de Puerto Calero dispone de 420 amarres y cada uno de ellos  dispone de agua potable y electricidad constante. 


Para finalizar os dejo este original reloj de Sol que también él nos fotografió 

sábado, 8 de abril de 2017

AJUY - Fuerteventura, Las Palmas


Ajuy es una región y un caserío del municipio de Pájara, en la isla de Fuerteventura, situado en la desembocadura del barranco de Ajuy. 


Es una zona formada por pequeños barrancos, entre los que destaca el ya mencionado y el barranco del Aulagar, cuyos lomos descienden de las montañas hasta el mar dando forma a  un acantilado costero que recorre la costa oeste de Fuerteventura.


Es una zona de relieve accidentado, salvo la pequeña llanura de Tablero Comisianes. El topónimo de Ajuy es precolonial y en la zona encontramos una importante colonia de tarajales y palmeras.

Esperando el momento de ver la puesta de sol

La playa de Ajuy se encuentra ubicada junto al poblado pesquero. También es conocida como Puerto de la Peña, puesto que sirvió como lugar de embarque de cereales y ganados de la isla de Fuerteventura con destino al mercado interior o, incluso, la Baja Andalucía y la isla de Madeira.
Juan F. Morillo me comenta que lo más inolvidable de Ajuy son sus puestas de sol.


Puesta de S




Aparece ya citado en el Diccionario Geográfico-Estadístico-Histórico de Pascual Madoz (1845-1850) como zona agrícola irrigada que producía millo, papas, barrilla, frutas y algodón, aunque su población era testimonial, limitándose a 4 casas terreras y 3 chozas habitadas por 9 vecinos. A lo largo del siglo XX la escasa población de la zona subsistió gracias a la ganadería, la agricultura y a la pesca, limitada esta última por las condiciones de la mar.



jueves, 6 de abril de 2017

LA OLIVA - FUERTEVENTURA , Las Palmas



La Oliva está situado en el norte de la isla de Fuerteventura. Se trata del segundo municipio más extenso de Canarias, por detrás del también majorero Pájara y también es el segundo municipio más poblado de la isla, tras Puerto del Rosario (la capital). 

La Conquista de Fuerteventura finalizó en 1405. En 1476, se constituye jurídicamente el Señorío Territorial de Fuerteventura, por el cual, los Reyes Católicos reconocen al conquistador su dominio sobre la Isla. Fundada la capital Betancuria, Pájara al sur y La Oliva, al norte, formarán la primigenia espina dorsal de la isla.

Iglesia de Nuestra Señora de la Candelaria
Obra mudéjar, construida a finales del siglo XVI  


Interior de la iglesia




Casa de los Coroneles

El letargo que marcan los tiempos posteriores a la Conquista, se rompe durante el siglo XVIII al trasladar los Coroneles su residencia, de Betancuria a La Oliva (1742), instalándose en la conocida como Casa de los Coroneles. La familia Arias de Saavedra, que hereda de generación en generación el Señorío de Fuerteventura, no reside en la isla ya que desde el seiscientos se ha establecido en Tenerife. En este marco, el poder militar que también está en manos del Señor de la isla, pasa poco a poco, a los Coroneles que no sólo ostentarán el poder militar sino que pasa a sus manos el poder civil, nombrando o destituyendo los cargos del Cabildo Insular, convirtiéndose en los verdaderos terratenientes, en los verdaderos poseedores del territorio, y consiguientemente, el poderío económico.



El nombramiento del Coronel se convierte en hereditario y vitalicio, en manos de una sola familia que representan la más cerrada endogamia local de clase y de parentesco.
La Oliva, durante los siglos XVIII y primeras décadas del siglo XIX, con los Coroneles, pasa a ser en la práctica cotidiana la capital insular, aunque se mantiene el Cabildo, que representa el “poder civil y la capitalidad", en Betancuria.

Patio interior de la casa de los Coroneles

En esta época surgen grandes extensiones de terrenos, destinadas a la producción de granos (trigo, cebada y centeno) para la exportación, con un buen número de medianeros y jornaleros dependientes de la familia Cabrera y de sus administradores.


Las erupciones volcánicas que se producen en la isla de Lanzarote en los años setecientos, traen consecuencias para el municipio, que verá incrementada su población por familias enteras que se desplazan al norte de Fuerteventura. 




Poblaciones de nueva planta como Puerto de Cabras, o emergentes por la bonanza económica como Antigua, se configuran con nuevos habitantes, atraídos por el comercio de la barrilla. Estos sucesos harán que La Oliva y los Coroneles pierdan poder, escorándose la isla hacia la zona costera, la mejor cala insular, Puerto de Cabras, en donde se asentarán comerciantes, personal administrativo, representantes del poder central... Serán los encargados de formar una nueva clase social en Fuerteventura, más vinculada a mentalidades burguesas.
Fotos e información de Juan f. Morillo